INAUGURACIÓN DEL PALACIO DE JUSTICIA DEL PODER JUDICIAL DE SAN LUIS

Colegio de Abogados de Villa Mercedes

“DECLARO INAUGURADO EL PALACIO DE JUSTICIA DEL PODER JUDICIAL DE SAN LUIS”
(31/05/2012-16:21)
Discurso Zavala

Palabras del Dr. Horacio Guillermo Zavala Rodriguez enunciadas en la inauguración del Palacio de Justicia.
En el marco del acto inaugural del Palacio de Justicia, el Presidente del Superior Tribunal de Justicia, Dr. Horacio Guillermo Zavala Rodriguez, brindó un discurso sobre la importancia de este acontecimiento para el Poder Judicial de San Luis.
A continuación, se publica el discurso que el Dr. Horacio Guillermo Zavala Rodríguez: “Hoy es sin duda un día de fiesta, pero no sólo para el Poder Judicial de la Provincia, sino también para todas sus autoridades y habitantes.
Con inmensa satisfacción inauguramos el Palacio de Justicia en este solar histórico, que es orgullo de todos los puntanos y que hasta en su más recóndito rincón guarda la historia de más de cien años de la historia de San Luis.
Por decisión del entonces Gobernador de la Provincia y respondiendo a un pedido expreso del Superior Tribunal de Justicia, se cedió al Poder Judicial a perpetuidad este magnífico edificio que es Patrimonio Cultural del Estado Puntano.
Han transcurrido desde entonces casi dos años, durante los cuales han debido realizarse grandes e importantes trabajos para adecuarlo a las tareas judiciales y aun cuando no se ha finalizado la total restauración, podemos hoy inaugurar el Palacio parcialmente.
Todos los ideales, como los afanes y esfuerzos realizados, contaron con la colaboración irrestricta del Poder Ejecutivo Provincial, entonces a cargo del Dr. Alberto José Rodríguez Saá y hoy de nuestro actual Gobernador, Contador Público Nacional, Claudio Javier Poggi. Ambos nos han apoyado permanentemente e impulsado para que pudiera concretarse la instalación del Poder Judicial en este Palacio.
A ellos y a sus colaboradores que han sido nuestros interlocutores, vaya –sin mengua de la independencia del Poder Judicial que consagra nuestra Constitución- nuestro reconocimiento y público agradecimiento.
Agradecimiento que debe ser retroactivo por cuando el 8 de diciembre del año pasado, el entonces Gobernador, Dr. Rodríguez Saá, entregó en custodia y el 1 de febrero pasado, el Gobernador Poggi inauguró oficialmente también el edificio “Tomás Jofré”, donde funciona el Juzgado de Primera Instancia con competencia múltiple correspondiente a la Tercera Circunscripción Judicial y con sede en la Isla de Servicios de Santa Rosa del Conlara.
Y no puede soslayarse que, asimismo, con el apoyo del Poder Ejecutivo Provincial, estamos bregando por la pronta finalización del nuevo Centro Judicial de la ciudad de Villa Mercedes y consecuente inauguración.
Pero este día de fiesta se acrecienta nuestra alegría, porque nos honra con su compañía la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia de Las Provincias Argentinas (JU.FE.JUS.).
En efecto, se encuentran presentes Ministros de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia de la mayoría de las Provincias Argentinas, como asimismo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Ello es muestra cabal del federalismo que debe imperar en la República y que viene impuesto por nuestra Constitución Nacional.
La Junta Federal ha querido sumarse a nuestros festejos y por eso, integrantes tan conspicuos han venido de lejanas tierras no sólo para compartir nuestro gozo, sino que han dispuesto realizar aquí, en San Luis, la reunión de su Comisión Directiva. Pero además –y ello más nos honra- ha convocado para que se realice hoy, también aquí, su Asamblea Ordinaria.
No puedo dejar de destacar la importancia y trascendencia que estas reuniones, tanto la de la Comisión Directiva, como la de la Asamblea Anual, tienen para todos los Poderes Judiciales de la República.
La JU.FE.JUS. tiene entre sus muchos otros objetivos, uno principal y a mi juicio esencial como es la preservación y consolidación de la independencia de todos los Poderes Judiciales Provinciales y de ello ha dado suficientes muestras de compromiso en todas las jurisdicciones en las que tal independencia se ha encontrado en riesgo.
Más también debemos rescatar su infatigable afán de colaboración entre todos los Poderes Judiciales, tanto respecto a la situación institucional de cada jurisdicción, como a la capacitación en todos los órdenes de personal judicial y así también, por supuesto, internacionalmente, ya que, cuando ha sido el caso, representantes de la JU.FE.JUS. han participado activamente en reuniones, congresos, seminarios, etc., vinculados a aspectos de interés para la administración de Justicia, tanto en la República como en el extranjero.
La permanente preocupación sobre un mejor servicio de justicia que llegue a todos los habitantes es otra tarea ímproba de la Junta Federal, que lucha, incansablemente, para defender el estado de Derecho y la división de poderes, como también la estabilidad de los magistrados judiciales, que debe reivindicarse a ultranza, más allá de los avatares políticos.
La independencia de los Poderes Judiciales, no solo debe resguardarse la relación a los otros Poderes del Estado, sino también a todos los factores de poder o influencias, de forma tal que la administración de justicia sea impoluta, imparcial y por demás equitativa.
Además esa irrestricta independencia y en relación a la situación personal de magistrados y funcionarios judiciales, debe reflejarse en su adecuada y justa retribución, que es intangible según las normas constitucionales. Intangibilidad que no sólo impide su reducción en valores monetarios nominales, sino también en valores reales.
Es por demás conocida la permanente preocupación de la Junta Federal de Cortes en relación a esa adecuada y justa retribución. La magistratura judicial es de una tremenda responsabilidad en tanto, es sabido, la vida, la salud, los bienes, la libertad de las personas se encuentran sometidas a la autoridad de los jueces y por tanto estos deben ser ciudadanos probos y con una moral intachable. Deben ser insobornables y respetados por sus principios y vales, por lo que no es admisible que perciban remuneraciones paupérrimas, que no alcancen a satisfacer las necesidades mínimas del hombre y su familia. Deben, los jueces, tener una vida sí modesta, pero digna y por tanto sus salarios deben permitirles el acceso a un nivel de la vida razonable, con posibilidad de asegurar el bienestar familiar, brindándole a sus allegados servicios adecuados de vivienda, salud, educación y mejoramiento personal.
Por supuesto que es también esencial que se les asegure, se les garantice, una retribución de retiro, una jubilación acorde a las tremendas responsabilidades que hayan tenido durante su carrera judicial, que no sea mezquina, ni menos los condene a una vida miserable o de privaciones inadmisibles.
Y para ello es indispensable que se haga realidad la autarquía financiera de los Poderes Judiciales, que también es uno de los objetivos que tiene la Junta Federal de Cortes.
Más además de las garantías de independencia y estabilidad mencionadas y de la estructura judicial, necesita el Poder Judicial –en este caso de San Luis- una urgente ampliación de su organización funcional con la creación de nuevos Juzgados en todos los fueros, como asimismo la actualización de las leyes procesales, algunas vigentes desde hace ya más de cien años.
Antes de terminar estas breves palabras, debo destacar que el Superior Tribunal de Justicia de San Luis ha querido dar brillo a esta inauguración y a estas reuniones de la Comisión Directiva de la JU.FE.JUS. y de su Asamblea Ordinaria, con la organización del Aula de Capacitación para mostrar el nivel tecnológico en materia informática que ha alcanzado el Poder Judicial de San Luis, que la ha convertido en pionera en el concierto nacional.
Además de su uso interno, se ha dispuesto, por Acuerdo del Tribunal, la implementación con carácter voluntario para los abogados y demás auxiliares de la Justicia, la posibilidad de ingreso de escritos vía web, en el sistema de expedientes IURIX, en los procesos tramitados en las dependencias del Poder Judicial de la Provincia.
Y para garantizar la integridad y autenticidad de los escritos que por este medio se incorporen a os expedientes judiciales, se requiere –sin excepción- que sean suscriptos digitalmente. Y esa firma digital debe ser registrada como profesional en el Colegio que corresponda.
Al día de hoy podemos anunciar con orgullo, que ya hay Abogados que cuentan con certificados de firma digital registrados por el Colegio de Abogados de San Luis.
Estamos ya en los umbrales del expediente digital, con la consecuente agilización de los procedimientos y eliminación del expediente papel. Y todo esto se ha logrado con el esfuerzo del personal informático y la capacitación del resto del plantel de empleados, funcionarios y magistrados. Asimismo, con la comprensión y colaboración de los Colegios de Abogados que se han constituido en Autoridades de Registro.
Y también para dar más lustre a esta inauguración, el Superior Tribunal convocó a los eminentes juristas Dres. Alfonso Santiago (h) y Domingo Juan Sesín, para que nos hagan conocer sus reflexiones sobre aspectos esenciales y actuales del quehacer judicial.
Habiendo recibido ya la bendición de Dios –fuente de toda razón y justicia, como dice nuestra Carta Magna- declaro inaugurado el Palacio de Justicia del Poder Judicial de San Luis.
Una vez más, gracias por vuestra presencia y a las personalidades que nos visitan un especial reconocimiento y el deseo de una feliz estadía”.

CONTACTO

Ir arriba